Cómo elegir a un profesional de la Orientación Laboral para la búsqueda de empleo

Antes de ver cómo elegimos a un profesional de la orientación laboral para la búsqueda de empleo, repasamos lo que  lo que dictamina la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su art. 23.1 en relación a los derechos del trabajo:

“Toda persona tiene derecho a la libre elección de su trabajo”.

En esta frase no se habla de trabajadores, se habla de personas, y, mucho más que de derechos, se habla de un valor: el de la Libertad, el cual se encuentra por encima de cualquier ley humana.

El primer paso para la búsqueda de empleo: ¿Cómo elegimos a un profesional de la Orientación Laboral?

Defiendo que los profesionales de la Orientación Laboral debemos ser los primeros que vivamos este valor para poder trabajar desde él con las personas que soliciten nuestros servicios. La profesión de orientación laboral como servicio público debe además vivirse y promulgar también otros valores como los de dignidad, salud, seguridad personal, aprendizaje, entre otros, ya que no orientamos a trabajadores, ayudamos a personas a que inicien o reencuentren un camino donde lo profesional también es parte del recorrido.

Debido a la situación actual de crisis ese recorrido se ha vuelto inhóspito, denigrante, ladrón y represor en especial con aquellos trabajadores que se encontraban en una posición menos ventajosa que el resto. Una situación que intencionadamente inyecta en aquellos trabajadores que están buscando un empleo: el miedo. Un miedo anestesiante que los priva de libertad para así poder ser usados por otros como mercancía y obtener su reconocimiento. Es por esto que dentro de las tareas actuales de un Profesional de la Orientación Laboral está la de ayudar a recuperar la libertad, seguridad personal y salud de los trabajadores que han iniciado la búsqueda de empleo, y que sin duda son estas las competencias profesionales más valoradas por su escasez en el mercado de trabajo. Hoy en día quien más o quien menos tiene cierta formación o experiencia profesional, con la que con anterioridad a la crisis ya estaba trabajando ¿pero hoy quién tiene libertad, seguridad personal y salud? Por eso la profesión de orientación laboral tiene una alta responsabilidad, por trabajar en áreas tan importantes de las vidas de toda persona, y entre ellas ayudarle en la elección y desarrollo de una carrera profesional para toda la vida.

Formación específica y actualizada para encontrar trabajo

La responsabilidad de la que hablo en el párrafo anterior, dentro del contexto anímico mundial, debe trabajarse con una actitud profesional motivadora, ilusionante e inspiradora, que sirva de modelo para aquellas personas a las que queramos ayudar. Una responsabilidad que me lleve a vivir en coherencia con lo que siento, pienso y digo a la persona que solicita mis servicios. Y más allá de ello, a responsabilizarme con una formación actualizada e investigadora en métodos y herramientas de orientación y formación laboral, un conocimiento de primera mano (in situ) de todos y cada unos de los puestos de trabajo existentes, de las empresas y de los sectores de actividad, y para ello, sin duda, un Profesional de la Orientación Laboral además tiene que vivir la realidad del Mercado de Trabajo Exitoso, y haber vuelto para compartirlo.

[ctt title=»A un profesional de la orientación laboral, si ha hecho bien su #trabajo, jamás tendrás que volver a visitarlo. » tweet=»A un profesional de la orientación laboral, si ha hecho bien su #trabajo, jamás tendrás que volver a visitarlo. » coverup=»TZcbN»]

La profesión de orientador laboral viene mucho más allá de los comienzos de la crisis actual, pero fue desde el inicio de la misma allá por el 2008/2009, cuando los servicios públicos de empleo abrieran las puertas a hordas y hordas de todo tipo de profesionales para dedicarse a la orientación laboral, y claro, una vez más entraron aquellos que se encontraban en una posición de más poder, a pesar de su falta de formación en orientación laboral, experiencia profesional de éxito contrastada y conocimiento de la realidad del mercado de trabajo. Siendo por lo tanto éste el momento de nombrar una frase muy reveladora, de la situación actual de animadversión que sienten muchos trabajadores que buscan empleo, respecto a los servicios públicos de orientación laboral: “De aquellos polvos vienen estos lodos” y yo añado “y estas arenas movedizas que se están tragando cada día más a las personas que a ellos acuden” y para ello les invito a leer tan sólo el último párrafo de esta Noticia.

Si comenzamos a nombrar los requisitos de un Profesional de la Orientación Laboral, y en concreto de su formación con independencia de la calidad y aprovechamiento de la misma, existe una titulación universitaria que taxativamente es la que más conocimiento acumula para un eficaz ejercicio de la orientación laboral, y no es otra que el “Grado en Relaciones Labores y Recursos Humanos”. Juzguen ustedes mismo pinchando en el link anterior que les propongo.

Además, quienes que nos dedicamos profesionalmente a la Formación y Orientación Laboral, encontramos apoyo legislativo del Sistema Educativo Español y deber moral de conocimiento del Temario de Profesores en la Especialidad de “Formación y Orientación Laboral” donde podemos encontrar bloques formativos como los de: Derecho del Trabajo y Seguridad Social – Mercado de Trabajo y Economía de la Empresa – Equipos – Prevención de Riesgos Laborales – Orientación Laboral – Emprendimiento, todos ellos sin duda necesarios para una orientación laboral eficaz.

Dar valor añadido a través de la formación

Pero los Profesionales de la Orientación Laboral debemos ir más allá y vivir el valor de la Innovación, o el de la I+D+i dicho de un modo más actual. Debemos traspasar una formación que sirve para un comienzo, pero no para el ejercicio profesional responsable y eficaz en un ámbito tan cambiante como lo es el Económico, el Social y el Laboral, máxime cuando desarrollamos un ejercicio profesional de tanta responsabilidad, y hemos visto que los métodos ya inventados son ineficaces y pueden ocasionar daños irreparables en las vidas de los trabajadores que acuden a nosotros en busca de orientación laboral. Por lo que acabaré esta entrada de hoy diciendo que un Profesional de la Orientación Laboral no nace, decide con responsabilidad hacerse y vivirlo, para así ayudar a las personas a que encuentren su empleo en Libertad.

como-elegir-a-un-profesional-de-la-orientacion-laboral-empleo

Deja una respuesta