Escuelas Potenciadoras: libertad para el empleo femenino

La situación de emergencia social que existe en las Islas Canarias debido las altas tasas de desempleo, afecta de manera notoria aunque latente a las mujeres, y en especial aquellas que viven en el Medio Rural del Norte de Gran Canaria. Las mujeres que además de su histórica incorporación tardía al mundo del trabajo / remunerado / cotizable, ha seguido y sigue mostrando especiales dificultades para encontrar empleo remunerado / cotizable,  por dicho motivo corren el riesgo grave e inminente para la mayoría de ellas,  de que esta situación de «desempleo» se convierta en indefinida, y provoque daños en su salud física, psicológica, social y emocional, disminuyendo sin lugar a dudas su capacidad de empleo y aumentando su situación de vulnerabilidad social, que puede provocar a medio plazo su exclusión social e incluso poder llegar a experimentar algún episodio suicida o incluso la muerte.

Cabe destacar que la tasa media de desempleo femenino registrada en el Norte de Gran Canaria, siempre ha sido y por lo que se aprecia seguirá durante algunas décadas más, superior a la masculina. No sólo por el poco interés que ha despertado por parte de los gestores políticos dichos niveles de desempleo, sino que en etapas de crisis las empresas contribuían a agravar tales niveles, amortizando puestos de aquellas que tenían nombre de mujer, y de las de mayor edad.

«La pobreza tiene nombre de mujer»

La pobreza está ligada estrechamente al desempleo, y teniendo en cuenta los párrafos anteriores, la afirmación cada vez más común de que «La pobreza tiene nombre de mujer» no deja dudas de que tratar un tema de esta importancia de modo «transversal / residual» no ha sido eficaz ni inteligente.

Respecto al Norte de Gran Canaria (Medio Rural) además del sistema negativo nombrado que refuerza la situación de desempleo femenino, se une la «tasa de dependencia» (definición: proporción de personas dependientes (personas menores de 16 años o mayores de 64) sobre la población en edad de trabajar (entre 16 y 64 años) la cual también tiene nombre de mujer, o sea, la atención a menores de 16 años, una edad por desgracia ya lejos de la realidad social en los hogares españoles, y la atención a mayores de 64 años, recae casi en exclusividad en las mujeres. Todo lo dicho hasta ahora, sólo hace poner dificultades a la incorporación de la mujer al mundo del trabajo remunerado / cotizable, y cuando lo hace, en condiciones económicas inferiores a los hombres, pero no sólo eso, sino que obligatoriamente tiene que optar a contratos parciales o bajo otras condiciones de contratación precarias, debido al peso de la «tasa de dependencia».

El sistema negativo se sigue reforzando, y a las variables: tasa de desempleo y tasa de dependencia, incluso influyen en la participación real y efectiva de la mujer en la familia y en la sociedad, para finalmente desaparecer.

Acción formativa sistémica y multidisciplinar

En definitiva, el proyecto de investigación de las Escuelas Potenciadoras tiene como objetivo general abordar el desempleo y las condiciones físicas, psicológicas, psicosociales, emocionales y laborales, del género que históricamente ha mostrado dificultades especiales de empleabilidad. Ello se pretende realizar desde una acción formativa sistémica y multidisciplinar, combinando un enfoque económico, jurídico, laboral, psicológico, psicosocial y emocional. Sólo con este planteamiento de partida, se puede comenzar la ardua tarea de combatir el desempleo femenino, y por lo tanto su cada vez más corriente relación con la exclusión social de la mujer.

PROYECTO

El presente proyecto ha sido financiado a través de fondos propios en su mayor parte, y en la fase de puesta en práctica en el aula, por la Mancomunidad de Ayuntamientos del Norte de Gran Canaria según el Decreto 130/2015 de fecha 23 de octubre de 2015.  El proyecto ha sido creado, coordinado y ejecutado en exclusividad por Raúl Henríq, profesor / coach experto en orientación laboral y psicosocial en la empresa, además de integrar otras disciplinas como la neurociencia y filosofía.

La duración prevista inicialmente es de 5 años (2013-2018).

Los resultados del proyecto se irán incluyendo periódicamente en www.raulhenriq.com

Deja una respuesta