La «titulitis» que afecta a las políticas activas de empleo

Durante estos días he estado rescatando material e indagando para buscar material para el próximo artículo, que va a girar en torno a algo que siempre he dejado entrever en los anteriores, pero que ahora quería centrarme para delimitar un poco más los pilares de las políticas activas de empleo, y cómo no,  la formación para el empleo.

Formación para el empleo, la «titulitis» que nos afecta

Hoy comparto esta entrevista de 2014 a Koldo Saratxaga, miembro de Ner Group, que asimila bastante a mi línea de investigación y de cuestionamiento público que suelo hacer. Más que nada, lo que me despierta este artículo es la «titulitis» que afecta a las políticas activas de empleo, no hablo del sistema educativo actual, sino de la formación para el empleo.

[ctt title=»La “titulitis” que afecta a las políticas activas de empleo.» tweet=»La “titulitis” que afecta a las políticas activas de empleo. http://ctt.ec/RcNFf+» coverup=»RcNFf»]

Sabemos que tanto el directivo de Facebook, Mark Zuckerberg, como los de Google o Microsoft, cada vez abogan más por deshacernos de esa enfermedad «titulítica». Esto no quiere decir que estudiar u obtener un título sea inútil, lo que es útil es estudiar en libertad, elegir qué es lo que queremos estudiar, y que pueda ser dentro o fuera de un sistema educativo. Todos hemos estudiado una carrera en la hay asignaturas totalmente inútiles, que estaban para rellenar una serie de créditos para seguir dentro del sistema. Por eso, yo le hago tanto caso al estudiar para aprender y sobre todo, en libertad. Conformar nuestra propia carrera, ¿por qué no?

Educación mercantilizada

Bajo la «titulitis», en la entrevista se habla de que educamos a jóvenes en mercenarios. Sin embargo, yo creo que son mercenarios los que educan a jóvenes mercenarios, uno trasmite lo que es, y para educar a mercenarios, tienen que haber mercenarios  que colaboren con la perpetuación de un sistema del cual viven. ¿Se entiende? Yo les llamo un virus patógeno que afecta al sistema educativo y que termina matando al propio sistema

Como siempre digo en empleo, somos seres humanos los que estudiamos y somos seres humanos los que trabajamos, por lo tanto, hay que hacer un cambio de valores. ¿Valores que fomenta  la «titulitis»? Reconocimiento, respeto y admiración, los cuales se encuentran en las cloacas del ser humano, que nos lleva a una competición, es lo que sucede en muchas empresas.

¿Qué hacemos en las Escuelas Potenciadoras?

Ir a la antítesis de esos valores. Acudimos a la libertad, la seguridad y la salud, que nos van a llevar a un estado emocional óptimo para el aprendizaje, para motivarnos a estudiar, emprender, o todos esos logros que han conseguido las alumnas en las Escuelas Potenciadoras.

Aquí les vuelvo a enlazar la entrevista de la que hablo: «Estamos haciendo jóvenes mercenarios porque les educamos en que todo es a cambio de algo”.

Una respuesta a “La «titulitis» que afecta a las políticas activas de empleo”

  1. Dunia Rodríguez Santiago dice: Responder

    De acuerdo con tu planteamiento Raúl. Yo misma, al estudiar mi carrera universitaria, me motivaba más el obtener un título o licenciatura, y por tanto eso me traería un gran trabajo y bien remunerado, que por el gusto de aprender y orientar mi carrera hacia lo que de verdad deseaba.
    Eso nos vende el sistema educativo y la sociedad competitiva en que vivimos.
    Obvio que esto no funciona, la realidad se impone, y lo cierto es que luego te ves con tu título, pero en el paro, e incapaz de reorientar lo que ya sabes.

Deja una respuesta