Las Azoteístas del Centro Lugo

En el Centro Lugo que Cáritas tiene en Las Palmas de Gran Canaria no nos íbamos a rendir. Llegó la siguiente plaga: la Covid-19 y una vez más las alumnas del centro demostraron una vez más al mundo que tienen una capacidad de adaptación y supervivencia sobrehumana. Por eso creo que este lugar está reservado temporalmente a mujeres valientes: las más valientes que he conocido en mi vida. La mayoría de mujeres y hombres nunca estaremos a su altura, por muy extensa que creamos que es nuestra historia personal, académica y profesional. Nuestra historia pasada es ridícula en comparación la historia que ellas escriben cada día.

Así que me llenó de ilusión cuando hace un año recibí la llamada de la responsable del centro: recomendado por su madre, que había sido alumna mía algunos años antes. Mi respuesta fue inmediatamente ¡sí! Imaginé que podría tocar el cielo del aprendizaje al poder llevar los Diálogos para el Empleo hasta lo más profundo del ser humano: allá donde ya casi no queda nada de dicho SER.

Comenzamos en marzo con dos días de clase, el primero acudieron 10 alumnas: el segundo día ya eran 20 alumnas. Después del 14 de marzo de 2020 ya sabemos qué fue lo que sucedió.

La «nueva normalidad» en el Centro Lugo nos hizo recobrar la esencia del aprendizaje, y no es otra que la del ser humano. Ya no teníamos espacio donde seguir dando clase, y ni todo ni todos en la vida somos susceptibles de la noche a la mañana en hacer la transición a nuestro SER DIGITAL.

Así que seguí el ejemplo de la baronesa Madame Staël, que durante la Revolución Francesa se refugiaba con las mujeres en los salones para pensar y dialogar en libertad. Y lo que resultó en el siglo XVIII también ha dado muy buenos resultados en el siglo XXI en el Centro Lugo.

Por primera vez en la Historia surgen

¡LAS AZOTEÍSTAS!

Azotea del Centro Lugo de Cáritas en Las Palmas de Gran Canaria

Han sido unos días increíbles alumbrados por el sol cálido de nuestra tierra, y la sabiduría de estas mujeres del mundo, que confluían cada lunes por la mañana en esta azotea donde hemos pasado nuestra infancia, especialmente los canarios y canarias.

El saber en época de pandemia volverá a ocupar el lugar que se merece, porque sin el saber y sin los lugares (incluso los de toda la vida) esta sociedad seguirá muriendo como hasta ahora. Hace años que ya hemos entrado en la nueva etapa oscura de la Historia, así así como La Edad Media 2.0 y de ella ninguna persona que vive en la actualidad saldrá con vida, así que hagamos que por lo menos esta vida merezca la pena, de lo contrario esa pena será tu castigo.

Sísifo

CENTRO LUGO

25 AÑOS cerca de mujeres que viven situaciones de prostitución.

Deja una respuesta