Tristeza esperanzadora, nos deja Elie Wiesel

El pasado 2 de julio fallecía, a los 87 años, Elie Wiesel, superviviente de los campos de concentración y premio Nobel de la Paz. Escribió la obra «La Noche», donde relataba su experiencia como niño en los campos de concentración.

Es muy importante darnos cuenta de cómo este momento histórico ha pasado desapercibido. No sé si es fruto de una sociedad totalmente desagradecida o de que no es consciente de haber dejado pasar una noticia así. Para mí, dice mucho de la sociedad que estamos fabricando, que hechos de este calado apenas tengan repercusión

Es algo paradójico que lo que Elie había hecho durante toda su vida, que el recuerdo y  el mensaje de lo que había sucedido perdurase para que no volviese a suceder, quiso ser la memoria, fue su misión y lo logró, pero que a la hora de su muerte muy pocos se han acordado de su figura. Aunque no haya tenido gran repercusión su marcha, su misión ha sido muy esperanzadora para ver que lo sucedió y lo que se hacía en el holocausto, y que como sigo denunciando de manera silenciosa, una y otra vez, está sucediendo en nuestra sociedad. Nos están «gaseando», nuestra conciencia, nuestra capacidad de percibir y es un poco la similitud que siempre saco con la época del régimen nazi y la actual. Llámenme loco pero creo que de manera encubierta está ocurriendo.

Se va la memoria del holocausto pero con un buen trabajo hecho, ser parte de nuestra memoria hoy en día.

Deja una respuesta