Un proyecto que aporta sentido a tu vida: 3 AÑOS DE ESCUELAS POTENCIADORAS

Durante 3 años y 12 Escuelas Potenciadoras de Mujeres más de 300 alumnas se han reinsertado en la vida “laboral”: trabajando, emprendiendo, retomando estudios, etc. Ese era el principal objetivo de este proyecto único en las Islas Canarias.

Además escuela tras escuela hemos ido fortaleciendo el movimiento asociativo en los municipios de Gran Canaria, aquejado de falta de habilidades de liderazgo, vocación, eficacia y donde se sigue gastando mucho dinero público para proyectos sociales de escaso o ningún impacto a largo plazo, en la vida de las personas participantes y la sociedad en general.

“Vana es la palabra del filósofo que no cura los sufrimientos del alma humana”. (EPICURO)

Tras el paso de cada Escuela Potenciadora las alumnas y su entorno, comienzan a abandonar esa idea de que el asociacionismo en las Islas Canarias es solamente para montar fiestas, pancartas e irse de viaje: que también podría serlo, pero priorizando los valores saludables, sociales y económicos a fomentar. Sin duda alguna en las Escuelas Potenciadoras pensamos en cómo hacer más eficiente y eficaz la gestión del erario público: te animo a que sigas leyendo.

“Donde hay dinero siempre hay aprovechados y aprovechadas”.

El tejido asociativo y el liderazgo social en las Islas Canarias muere de ineficacia e ineficiencia: por ello necesitamos buenos y buenas responsables de la gestión de recursos públicos, más allá de crear una ilusión temporal hasta la muerte económica del proyecto financiado, que en la mayoría de los casos no supone ningún impacto en la sociedad, y peor aún: que las personas participantes sigan llevando una vida sin sentido una vez hayan participado en el proyecto.

Desde la Unión Europea vienen ya exigiendo para aprobar la financiación de proyectos: el IMPACTO a medio y largo plazo del dinero pagado e invertido en la ciudadanía.  En las Islas Canarias ese impacto suele ser “CERO”, porque los proyectos que NO SE MIDEN A MEDIO/LARGO PLAZO NO TIENEN IMPACTO REAL (demasiados estudios en los cajones). Después nos sorprendemos de que las Islas Canarias sean históricamente la comunidad autónoma menos productiva de España. Es por esa razón que en cada Escuela Potenciadora y en las asociaciones creadas una vez finalizado el curso, nos preocupamos de crear un impacto social a largo plazo con el dinero de la ciudadanía.

“La mediocridad es como la ceguera: incluso la propia”.

Por otro lado después de los 3 años que llevo ejerciendo en las Escuelas Potenciadoras de Mujeres para el Empleo y Emprendimiento, y el estar en contacto directo con parte de movimiento asociativo y administraciones públicas canarias, afirmo que las Escuelas Potenciadoras no sólo están ayudando al rescate de las personas que sufren el desempleo de larga duración (y mayores de 45 años), sino que al mismo tiempo contribuimos al rescate del asociacionismo en los municipios grancanarios, ya que  tras cada escuela surge una unión muy fuerte, INCLUSO MUCHAS GANAS DE LAS ALUMNAS POR CAMBIAR POR UN PUEBLO POR COMPLETO, como fue el caso de la Escuela Potenciadora del pueblo de Fontanales, en la Villa de Moya (Gran Canaria) . Además prueba de ello es que tras este trabajo experimental durante el pasado año, surgió después de muchos años en el municipio grancanario de Santa Lucía, la Asociación de Mujeres VALENTINA, y también en el municipio grancanario de Agaete, se resucitó la Asociación de Mujeres Emprendedoras de Agaete ASOMA, ambas tras sus respectivas Escuelas Potenciadoras Municipales.

¿MAGIA TAL VEZ? Pues decirles que un proyecto como las Escuelas Potenciadoras funciona gracias al estudio diario, investigación y mucho trabajo aplicado a la vida real de las personas que pagan con sus impuestos los proyectos: la ciudadanía se merece lo mejor y que no jueguen con sus vidas ni sus impuestos.  ¡Ah! Y por supuesto a la VOCACIÓN de este empresario social que les escribe, cuya misión es dejar un mundo mejor del que recibió.

Así que por responsabilidad humana y económica con los dineros de la ciudadanía, y aprovechando esta revelación y energía de las alumnas: más allá del trabajo que lograron y las empresas que crearon, preparé y puse en práctica gracias al Ayuntamiento de Gáldar, el siguiente reto de las Escuelas Potenciadoras para el año 2019: EL LIDERAZGO EMOCIONAL Y SOCIAL.  Y es que todo está muy unido al proceso de REHABILITACIÓN Y ORIENTACIÓN VOCACIONAL que las alumnas descubren en las Escuelas Potenciadoras, que además de llevarlas a encontrar trabajo y emprender, APORTA SENTIDO A SUS VIDAS: de ese modo descubrimos que el negocio rentable surge cuando te dedicabas a mejorar la sociedad, cada persona desde su respectivo ámbito profesional / vocacional, incluso tras sufrir el desempleo de larga duración o violencia de género.

 “Donde no hay vocación lo barato termina saliendo muy caro”.

Podemos decir que las Escuelas Potenciadoras se han convertido en ESCUELAS DE LIDERESAS SOCIALES, las cuales siempre han estado en peligro de extinción (la mediocridad y el pratriarcado  de hombres y mujeres cuando les detecta, por miedo les saltan a la yugular), en otras palabras: te intentan excluir y eliminar por ignorancia y miedo ¡ese es el orden! Así que con tal herencia genética y mental ahora que les necesitamos, cómo pretendemos que surjan líderes y lideresas que mejoren la sociedad: con proyectos con gran impacto a medio y largo plazo que aporten sentido a las vidas de las personas, sus familias y en el municipio en el que viven.

Ahora que espero haber encendido algunos fueros internos, y si eres de esas personas que trabajan por cuenta ajena en este “Tercer Sector” (eufemismo para llamar la externalización o privatización del Estado de Derecho) o si eres responsable de la gestión pública, espero poder ayudarte a reflexionar sobre la necesidad de proyectos fundamentados en la experiencia, vocación, estudio, investigación, que tengan sentido a largo plazo en la vida de las personas.

Pd: aquellos y aquellas que se dedican eficaz, eficiente y vocacionalmente a dejar un mundo mejor… financiado con dinero público y mucho tiempo y recursos propios ¡ADELANTE UN AÑO MÁS MIS VALIENTES!

“Los y las mediocres nunca dejarán un mundo mejor sino más pobre”.

 

Deja un comentario